AQueApostar.com

Hedging y su significado en apuestas deportivas

Hedging en el mundo de las apuestas se refiere a la práctica de realizar apuestas adicionales para minimizar el riesgo de perder dinero en una apuesta ya realizada.

Por ejemplo, si una persona ha apostado 20 euros a un equipo en un partido del Real Madrid, pero luego se da cuenta de que el equipo contrario, por ejemplo, el Barcelona, tiene más posibilidades de ganar, puede realizar una apuesta adicional al equipo contrario para proteger su inversión original, por lo general en directo.

Este concepto es una estrategia para mitigar pérdidas o diversificar la apuesta en dos pronósticos, también es una herramienta que permite también garantizar un beneficio mínimo de dinero.

Aunque normalmente se tiende a apostar a un equipo concreto, apostar por los dos es una opción perfectamente válida para si lo que se quiere es crear una base de garantía. Es muy común hacerlo en apuestas live.

Por norma general, las apuestas llevadas a cabo con hedging se realizan para limitar la exposición a potenciales pérdidas. Es una jugada muy recurrente entre apostadores con experiencia, que constantemente están balanceándose en el filo de las apuestas de alto riesgo, con posibilidades reales de perder un potente stack.

Hedging en apuestas: ¿qué quiere decir?

Quizá no se termine de comprender del todo qué es el hedging y cuál es su significado si no hablamos antes del “arbing”. Hay apostadores que creen que se trata de la misma jugada; aunque son muy similares, en realidad hay un matiz importante que las diferencia.

El arbing, o apuesta de arbitraje, consiste en colocar dos o más apuestas en distintos resultados al mismo tiempo. En cambio, el hedging, o apuesta de cobertura, consiste en hacer apuestas en un resultado distinto, solo después de haber realizado la apuesta original.

El hedging normalmente es muy visto en las llamadas apuestas de futuros. Mediante una apuesta de cobertura, los apostadores se aseguran conseguir al menos una clase de ganancia, o minimizar sus pérdidas. De hecho, justamente se le llama apuesta de cobertura por eso, ya que es una manera de protegerse.

El hedging y su significado solo se pueden llegar a entender en su totalidad en las apuestas de más alto nivel. Los apostadores experimentados la utilizan siempre de manera voluntaria. Algunos defienden que el uso del hedging depende de las preferencias de cada uno, de la tolerancia al riesgo de cada apostador, de la modalidad y escenario deportivo en el que se esté llevando a cabo la apuesta y de la cantidad de dinero que haya en juego.

¿Cuándo conviene hacer hedging?

Es la pregunta del millón: ¿cuál es el momento apropiado para hacer hedging? En realidad, es difícil responder porque no existe un indicador específico que diga al apostador que es el momento de ejecutar una apuesta de cobertura. Por instinto, o cuando el apostador crea conveniente tener que protegerse, la llevará a cabo, pero ni su uso es obligatorio ni hay un momento idóneo para realizarla. Todo depende, como decíamos antes, de la tolerancia al riesgo de cada uno.

Puede ocurrir que una apuesta en apariencia sencilla se vuelva complicada por múltiples razones. En estos casos, suele haber una cantidad de dinero en juego demasiado elevada, dado que no ha sido posible prever la cantidad de riesgos que se debían asumir. Esto permite proteger tu apuesta, cubrirte ante potenciales pérdidas no previstas y minimizar el daño.

Es importante que sopeses el momento apropiado para ejecutar una apuesta de cobertura. El hedging como estrategia de protección es muy eficaz, pero su abuso denota mucha desconfianza, algo que no transmite nada bueno si, por ejemplo, estás pensando en las apuestas conjuntas. Balancea siempre los riesgos y trata de proteger tu stack siempre que sea necesario, pero sin que eso inhiba tus potenciales ganancias.

Una situación en la que es muy recurrente ver apuestas de cobertura es en las apuestas de tipo Parlay. En esta modalidad, los apostadores tienen que acertar todos los partidos escogidos, lo que eleva el riesgo y, por ende, la posibilidad de afrontar pérdidas importantes.

El hedging puede ser una buena manera de continuar en este tipo de apuestas y protegerte, ya que tu éxito dependerá en cada caso de los resultados de los partidos que hayan sido seleccionados. Al tener que acertarlos todos, es complicado continuar en la apuesta sin el hedging, ya que puede suponer la diferencia entre afrontar pérdidas mínimas o quedarse fuera.

Existen calculadoras de hedging que permiten al apostador ver cómo puede garantizarse la devolución, o beneficiarse de sus apuestas en vivo. Este tipo de calculadoras también pueden encontrarse como “calculadoras Lay Bet” y pueden ser de gran ayuda en momentos concretos.

Un movimiento heredado de las operaciones en bolsa

Muchas de las estrategias de las apuestas deportivas proceden de movimientos bursátiles aplicados en operaciones de inversión. Al final, de lo que va es de lo mismo: de proteger el capital, de extraer el máximo partido al dinero y de hacer los movimientos apropiados para intentar reducir el riesgo de pérdidas.

Al igual que otras jugadas, el hedging es muy usado en las operaciones de bolsa precisamente para proteger el capital. La esencia es la misma: abrir una o más posiciones para proteger movimientos hechos con anterioridad. En el caso de las operaciones bursátiles se suelen realizar con derivados financieros, y entre empresas es un movimiento muy habitual para afrontar momentos complicados donde quedan expuestas las posiciones financieras de las mismas.

ARtículos relacionados